miércoles, 28 de diciembre de 2016

¡OCTAVIO ESTA VIVO Y URGE AYUDA!

Octavio Ubaldo Zapata Albán (Piura,30.08.1948)
Está en la cama 10 de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Rosa. “Estoy vivo” Repite Octavio Ubaldo Zapata Albán (68). Mangache de pura cepa, nacido del tronco memorable de la Chava Albán en el barrio norte un 30 de agosto de 1948. Aprista hasta el tuétano. Economista keynesiano y socialista por convicción. Inteligencia, privilegiada que después de recorrer el mundo se extravió en los laberintos insondables de la inconciencia.  Lector empedernido, termómetro de los acontecimientos del mundo. Políglota que se despide en cinco idiomas. Hoy la anemia lo consume pero la transfusión generosa de plasma le endosa vitalidad. Mario Navarro, el pintor que lo admira hace lo indecible por esta  criatura de carne y hueso a la que le resbalan los derechos humanos y los malhechores del bien. Tan abundantes para la notoriedad social y la consolación de su aparente caridad. El paciente siquiátrico sufre el abandono de su familia y de la propia sociedad. Un hermano invisible pregunta ¿cuál es su estado?. Pero  nadie se  acerca.

Dice Octavio. “Mario me salvó la vida” “Me trajo al hospital el 24, en plena noche buena”. Junto a él estuvieron Mario y Richard Chávez. Poco a poco se recupera. Sus músculos se han pegado al hueso y se le notan las costillas como los cristos de palo santo de Aquino. Con el cabello recortado es otro. Asoma el señor que conocí junto al candidato Alan García en 1983. Me dicen las generosas voluntarias que lo acompañan que su sonrisa se hizo felicidad al refrescarse con agua de colonia. El aroma a limpio lo transforma porque la humanidad solidaria es  un milagro posible. Un ciudadano de la calle que reposa en el colchón del pavimento tiene el cuerpo adolorido, en la cabeza quedan aún indelebles las cicatrices de los pedrones que para interrumpir su sueño le arrojaron pandillas de salvajes. Como diría el poeta Juan Luis Velásquez. Piura, que soledad sin soledad siquiera, que trincheras tan altas sin altura.

El mismo lo dice: “Estoy vivo. Aún no estoy en la dimensión de la antimateria”. Su memoria recorre el mundo. Personajes de un itinerario planetario. Un repaso de los amigos. “Se murió papá Fidel”. “El coro del Ejército Rojo sumergido en el Mar Negro”, “El terrorismo en Berlín en plena navidad”. Con sus dedos de uñas recortadas aflora el hombre con una sintonía tan humana que de ganas de llorar. Ya no fuma ni lo consume la angustia Camino a la sesión de Rayos X no deja de hablar. Es el Alonso Quijano de Piura a punto de recobrar la razón. Su esmirriado cuerpo luce enorme y las canillas hoy limpias sobresalen en la camilla hospitalaria diseñada por coreanos. Y tienen que sacarle dos placas porque su estatura es singular en una aldea de pigmeos. Todo fluye en su discurso. Canta de memoria la marsallesa y los ojos se le nublan cuando habla del viejo Haya. “Papá tan humano, tan inteligente”. Octavio Ubaldo Zapata Albán evoca a “la Quecha, Albán del mismo tronco de mi madre. A Luis Chapilliquén Albán periodista de pluma ágil”. A la  bíblica tribu de los albanes mangaches, caceristas y sanchecerristas.  Con la única excepción de Octavio que asumió su propia lucha “en contra del imperio”.


El hombre reposa en un sueño tantas veces arrebatado por el frío y los perros que se acurrucan ante el cuerpo tibio. Ay mísero de mí que infelice diría Calderón de la Barca y Chema Salcedo. Pero Octavio, hombre libre recorre los rincones de la ciudad. “Ahí me quedé en la Tacna de Castilla” “Papá, me estaba muriendo”. Hoy se recupera poco a poco.  Un inventario de males  sacuden su cuerpo purificado en la penitencia del extravío. “Garra negra, esa pandilla imaginaria surgida de la antimateria lo socorre. Sandrita, Mario y la más amorosa de las madres solidarias están a su lado. Octavio urge de un hogar que lo acoja. Pañales XXX. Alimento en este recodo de su existencia. Un cuerpo duro de matar por las bacterias no la hace pelota a las infecciones intra hospitalarias. Octavio, a pesar de los pesares, está vivo.

sábado, 24 de diciembre de 2016

GLORIA IN EXCELSIS DEO

Por: Miguel Godos Curay

Niño Dios, escultura policromada. Arte colonial.
Según la doxología  mayor (alabanza a Dios) del rito cristiano  “Gloria in excelsis Deo”, Lc 2-14 es la memorable letra del canto de los ángeles ante el recién nacido. El hijo de Dios encarnado. Altísimo viene de altura y es elevación en el sentido físico. Estar en la cima. Excelsa, es la superioridad inmaterial por encima de todo lo creado. La tradición navideña tiene entrañables y profundas significaciones. En la anunciación  el ángel Gabriel pronuncia un elegante piropo divino. “Dios te salve María llena eres de gracia”. La gracia es la hermosura espontánea. El candor de la belleza natural. En ella confluyen la naturalidad y la búsqueda del bien.

La palabra gracia en la doctrina cristiana admite varias significaciones. Gracia actual (auxilio ocasional dado por Dios).Gracia cooperante (gracia que ayuda a la voluntad a hacer el bien por encima de todo). Gracia de Dios (don natural que nutre la existencia). Gracia habitual (cualidad sobrenatural infundida por Dios en el espíritu. Gracia operante (antecediendo al albedrío, lo mueve y excita a querer y obrar el bien. Gracia original (el estado de inocencia). Gracia santificante (es la gracia habitual).

“El Señor es contigo y bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre….” La bendición no es otra cosa que colmar de bienes. Las abuelas y las madres del Bajo Piura y el ande piurano tienen la bendición en la punta de la lengua. Bendicen a los hijos que parten hasta los objetos útiles  de la casa. He sido testigo de la bendición del molino Corona recién comprado, del receptor de radio de pilas para que de buenas noticias y de las ollas de la escuela para que no falte el alimento. Se bendice la cumbrera  que sostendrá el techo de la casa en donde se guarece la familia. La maldición, el antónimo es una imprecación que tiene como desenlace el mal. Shakespeare, era un genio experto en conjuros y maldiciones. Macbeth, considerada su tragedia más turbadora y tenebrosa, es una maldición. Se revela ante nosotros  un alma llena de escorpiones.

En navidad, nada en apariencia es casual. La voz que viene del cielo es información que mana de la jerarquía celeste. El saludo navideño y la propagación de la buena nueva es comunicación pura y horizontal de la promesa salvífica. En las aldeas jíbaras del Cenepa se  entona este canto: “Dakunkut wetajum,/ Chicham  jkatajum/ belennum akiintujmaji / ajutpa uchiji” (Vayan a contarle a todos que el hijo de Dios ha nacido en Belén). Como señala José Luis Gordillo SJ no se trata de una navidad blanca en donde copos de nieve cubren los árboles sino de una navidad verde en íntimo contacto con la naturaleza. El color verde simboliza la vida frente a los arrebatos a la naturaleza. Los niños advierten que la amenaza para el verde son el gris del cemento y negro del asfalto. Ilusiones pervertidas del progreso.

El primer nacimiento fue una primorosa creación de Giovanni Bernardone (1182-1226) el popular Francisco de Asís, el santo ecológico, quien  en su peregrinaje  por las aldeas piamontesas construyó un portal y un pesebre para el niño Dios que los lugareños iluminaron con admiración. Con su representación, pobres y analfabetos, entendieron el mensaje de la salvación.  El gesto fue imitado en todas partes. El asno y el buey simbolizan la humildad. La humildad, advierte el diccionario, es una virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. No es humilde el que presume de lo que tiene y lo que no tiene. Se atribuye al buen Francisco esa frase que dice: “Recuerda que cuando mueras y te vayas de la tierra, no podrás llevarte contigo nada de lo que has recibido, sólo lo que has dado."

En la tregua de navidad de 1914, durante la primera guerra mundial las tropas inglesas y alemanas hicieron un alto fuego. De pronto los soldados conflagrados intercambiaron abrazos. Con lágrimas en los ojos dieron sepultura a sus muertos. Los adversarios se juntaron. Dicen las crónicas que llorando leyeron el Salmo 23.  “El Señor es mi pastor, nada me falta. Sobre pastos verdes me hace reposar,/por aguas tranquilas me conduce./ El Señor me da nueva fuerza,/me consuela, me hace perseverar./Me lleva por el buen camino,/por el amor de su nombre./Aunque camine por un valle oscuro/no temeré mal alguno porque Él está conmigo”. Otros recuerdan que este dia jugaron  partidos de fútbol. En este diminuto disfrute de la paz.

La navidad nuestra piurana y peruana es y será siempre un  derroche de alegría. Es bastante probable que la primera navidad en el Perú la celebrara en 1532 por el Capitán Blas de Atienza, primer alcalde de San Miguel de Tangarará, el otro alcalde nombrado fue Gonzalo Farfán de los Godos. Para la hueste perulera la natividad del Señor no era una ocasión para dejar pasar. Villancicos entonarían a viva voz evocando sus pueblos originarios. Bajo el cielo de Piura descansa el alma, diría el poeta, entre algarrobos verdes y arenas blancas.

Nuestras abuelas preparaban en  fogón tradicional chicha de maní y chicha morada en la que hervían las cáscaras de piña, con canela y clavo. El pan dulce de navidad tenía más parecido con las tortas de Huancabamba que  el panetón de caja reciente. El pavo tradicional engordado con maíz  y verduras por las abuelas. Embriagado con aguardiente y desplumado por toda la familia, previo aliño, ajos, comino, pimienta y ají se horneaba en la panadería del barrio. Otros acompañaban el cortejo de la fuente con plátanos de freír almibarados y camotes. Las fuentes de pavos, por turnos, desfilaban con su exquisito aroma penetrante por las aceras del barrio. Antes del  panetón estuvo siempre el señor pastel de fuente. El pastel respondía a la fórmula querendona de harina de trigo, azúcar, manteca de puerco y cascarones de gallina. Las abuelas ni en sus rabiosos arrebatos utilizaban la palabra huevo arrinconada en la quinchas de la genitalidad masculina.

No había cena navideña sin acudir la familia entera a la Misa del Gallo. En la Matriz o en los templos próximos al barrio. El mayor regalo era estar todos unidos. El perdón, era el acto más sublime de la navidad porque se redimían las viejas ofensas y las deudas pendientes. Una especie de amistoso  borrón y cuenta nueva, aderezado  con el compartir de confites y toda laya de dulces. Bombitas de manjar blanco, tortas de viento, arepas, acuñas pobladas de maní  y gofios recubiertos de harina de maíz. Los viejos,  con el molinillo para batir frotándolo con las palmas de las manos daban cuerpo al rompope. Se brindaba vinos sauternes y oportos tres piernas. Para morigerar la mantequita del pavo en anís bolo y Pisco Vargas que con ojeriza contemplaban algunos churres avezados.

El tema central de la conversa era el memorial de los ausentes y presentes. Mis vecinas en Paita, las señoritas, Gregoria y Mariana Coronado oraban a viva voz por los navegantes, los enfermos y los que estaban fuera de su hogar. Muchas veces, en plena celebración, llegaban de lugares ignotos los hermanos ausentes. Abel y Ricardo desde Panamá. El sargento Magán  de la Guardia Civil desde un puesto lejano de la sierra. Ramón con uniforme de acuartelado. Los universitarios de Trujillo y Lima transformados por esa valiosa experiencia humana de vivir fuera del hogar. Los partos navideños eran celebrados con suscripciones de todo el barrio para comprarle pañales de franela, nansú y chambritas. Los niños, pese a las numerosas proles eran esperados con cariño. Los tristes y abandonados recibían por generosidad ropa nueva.


La felicidad alcanzaba cumbres asombrosas con una bicicleta, un aro, un  trompo, un maromero y un bolero. Los tornos de carpintería eran la expresión viva de la producción indetenible de recreo con trompos valerosos de zapote con su cuerda de pabilo. No faltaban las propinas. Los sofisticados juegos electrónicos y las tarjetas de crédito no existían ni en la imaginación. Sin embargo, éramos felices. Con la misma sensación de beber agua fresca del caño. Sólo por navidad permitíamos un baño  que arrancaba esos mapas de moho en el cuello. La navidad nos quería limpios de cuerpo y alma. Se olvidaban las viejas disputas y esas aguerridas viejas de los comités femeninos del Apra y el partido socialista, arriaban banderas para celebrar la navidad del niño del pueblo. Después de todo no nos aplastaba la publicidad brutal, grosera y estridente. Teníamos un deslumbrante fervor por el Niño Dios. Por los Reyes Magos por las celebradas bajadas prolongación de inagotables jaranas con abundantes “miaditos del niño” . Y esas promesas inconsolables del perdón y esa recarga de pilas para ser mejores e infinitivamente felices.

sábado, 12 de noviembre de 2016

SER DOCENTE UNIVERSITARIO EN EL PERU

En la Plaza 2 de Mayo, momentos previos a la concentración
de docentes universitarios del Perú. ( Foto Mariela Barrentos)
Por: Miguel Godos Curay

Ser docente universitario en el Perú duele en el alma porque dejas la vida  y tus sueños, gota a gota, en las aulas,pero estás ahí con tu laptop sin software licenciado como lo exige la SUNEDU pues lo poco que ganas no alcanza para más, sólo para copias fotostáticas y comprar un libro porque tienes el deber de nutrir tu ciencia en las librerías del suelo, en convenio de buena fe con quien  con avaricia te reserva un texto raro para el profe de la UNP.

Ser docente universitario en el Perú te desgarra la conciencia pues para el rito salvaje del ascenso – algunos- llevan  la contabilidad de los colegas muertos cada día, cada mes, cada año   de males irremediables: derrame de cuerpo entero, infarto de desilusión, parkinson   de  rabia incontenible, la angustia que te provoca en el seguro social y ese  turno para tu mal que nunca llega.

Pero estas ahí soñando con un Perú nuevo, nutriéndote de menú de 6 soles y marchando por las calles “porque los docentes universitarios en el Perú luchando están enseñando”, así envejecemos, pobres entre los pobres, porque en el Perú se puede ganar mucho más con uniforme, en un curso breve para imponer el orden,pues nosotros  no existimos para los altos funcionarios del gobierno,presumimos  somos el desorden químicamente puro para los que  quieren liquidar y hacer letra muerta  de la autonomía universitaria.

Así estamos en esta salchiapapas de los Derechos Humanos. En esta hamburguesa de carne de maestro universitario. Se homologan  los jueces corruptos al gusto del gobierno,  no  los docentes universitarios, en el Perú, inelegibles para los funcionarios del Sunedu. En este Perú  los docentes universitarios se mueren de injusticia cotidiana instalada como cáncer en este Perú de carne y hueso. Pero ahí estamos bebiendo café de carretilla, debatiendo las angustias de esta patria que nos Impide llegar a la Plaza de Armas de Lima, menos a las rejas del Congreso que legisla con letra muerta, estos cuantos años que nos queda  por vivir, oyendo al cholo Berrocal  pues somos del pueblo y para el pueblo. La letra muerta de la constitución política del Perú.

Pero ahí estamos en la trinchera de la idea con un maletín de siete soles, con un cuaderno de notas que nunca se acaba y un lapicero Lucas de tres por un sol. Somos docentes universitarios del Perú, un hormiguero humano de obreros de la inteligencia  que nadie oye, un bandada de pajaritos contentos de solo verse junto a los enhiestos árboles que rodean el Estadio Nacional, pero ahí estamos agradeciendo a Dios peruano por inventar la avena con maca, la papa rellena, el choclo con queso, el pan con palta, el chaufa con pollo,el café con leche, la rodaja de piña, la sandía redonda como sonrisa en la carretilla bienaventurada del Señor.

Ahí estamos con el reclamo hecho grito exigiendo homologación mientras PPK Apecacostumbrado, a no oir,  y el Ministro Saavedra alma de jebe y sus asesores autores Intelectuales del acojudamiento colectivo. Ahí estamos en la trinchera, sin más armas que los sueños desbocados, ni más escudo que la fotografía colorida que nos hicieron en la marcha hacia el Parque Universitario. Ahí estamos con el desayuno concentrado de los universitarios de Huacho, Pan con salchicha, avena con leche y pólvora para el reclamo. Ahí estamos gritando por las calles: “La universidad no se vende, la autonomía se defiende …..”

Ahí estamos desencantados porque el Tío Donald Sam eligió a Trump para el gobierno de aquella gran nación en donde la libertad es un  monumento, ahí estamos soñando con un repechaje  que abra la compuertas de la justicia para la selección peruana y nuestros sueños, consolándonos como los adobes  solidarios porque la libertad, en el Perú, es un departamento. Lima, 10 de Noviembre del 2016.

martes, 30 de agosto de 2016

ELEGIA A JUAN GABRIEL (1950-2016)

Por: Miguel Godos Curay

Juan Gabriel, en su última actuación.
Los ángeles no tienen sexo. Los ángeles tienen gloria y se asoman a la eternidad. Su tiempo conjura los olvidos y sus cantos estremecen los corazones. El compositor y el intérprete vivirá siempre en la invicta lealtad de sus admiradores, advierte, Armando Manzanero. El Presidente Peña Nieto, dijo:“Su música, es un legado de México para el mundo”. Obama también lo recuerda porque sin proponérselo fue a su modo Embajador de buena vecindad. No le  fueron esquivos el Madison Square Garden  en Nueva York y en 1990 el Palacio de las Bellas Artes,  reservado para los grandes conciertos sinfónicos, le abrió sus puertas y se hizo universal su mensaje con aroma de pueblo. No fue fácil. En este recinto recibirá el homenaje póstumo de México.

Carlos Monsiváis, sobre esta proeza se interroga: “¿Se derrumbarán los mármoles?” Finalmente arrecian los atronadores aplausos de los fariseos, esta noche sucumben fascinados por la cultura popular. Fue la primera grabación sonora digital realizada en este privilegiado escenario reservado para los grandes. Las reproducciones por millones del concierto desbocaron incontenibles su legítima fama. En esa ocasión inolvidable presentó a 24 niños huérfanos, hijos de madres solteras. Niños pobres entre los más pobres que reciben educación esmerada en el albergue que desde 1987 sostiene con su peculio en ciudad Juárez. Hoy lloran a Juan Gabriel los de arriba y los de abajo. Hasta los homófobos no pueden contener sus lágrimas y disimulan con colirio el haberlo ofendido de cuerpo entero. Contra todos los pronósticos su independencia del imperio mediático Televisa, que digita ídolos con pies de barro, lo hizo universal.

Compositor apasionado, genuino juglar, humilde entre los humildes, su vida, a pesar de los pesares remontó la pobreza y la ausencia de ternura. Con la filigrana de los  sentimientos más puros hizo música con letras inolvidables. Su Amor Eterno es el último adiós en los cementerios. Hasta que te conocí, Abrázame muy fuerte, Se me olvido otra vez, Ya lo sé que tú te vas. Son himnos con el leitmotiv del amor fulminado pero inspiración inagotable para los románticos de peluche y rosas bermejas. Pero como la existencia  y la vida no pueden ser un inventario de desgracias. Alberto Aguilera Valadez o Juan Gabriel comparte el firmamento de esos símbolos eternos de México como Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, Roberto Cantoral, Consuelo Velázquez la inmortal creadora de “Bésame mucho”. Y entre los presentes Armando Manzanero.

Se fue. Partió sin avisar. Lo mató un certero dardo de cupido en el corazón. Horas antes había encandilado multitudes con su cancionero distante de la avaricia de los afectos  y de las exclusiones del color. El que vino acompañado alegre por  La negra Tomasa. Se puso triste de pronto. El juglar del antiguo reino de Michuacán sintió en su pecho estremecido el último dolor.  El mundo espejea tras las cataratas que resuenan como si quebraran insoportables los vidrios. Son las 11.32 del domingo  28 de agosto en Santa Mónica (California). La vida se tornó en absoluto silencio.  

viernes, 12 de agosto de 2016

POKEMANIA TODO EL DIA

Por: Miguel Godos Curay
La Pokémanía se ha convertido en un popular entretenimiento que
consume tiempo y dinero.

El paseo de la Paloma de la Paz por donde ayer recalaban cuatro gatos es hoy un lugar concurrido de los incondicionales de Pokémon, denominación sincopada de Pocket Monster. Un delirante videojuego electrónico japonés que hoy se desliza por la web y los celulares. El hoy pasaje concurrido, es una Poké-parada en donde  capturan bolas (municiones) los apasionados y seguidores de este delirante safari virtual por la ciudad.

Grandes y chicos lo disfrutan. Las extasiadas sesiones consumen el tiempo como agua entre los dedos. La sonrisa placentera del cazador furtivo de pokémones es producto de las descargas de dopamina, un neurotransmisor que provoca la aparente sensación del ganador. La infelicidad se descose cuando el entretenido juego se convierte en una adicción incontrolable que no repara en el tiempo y el dinero consumido.

En China, en donde las horas de trabajo suman 2 mil 200 horas al año. Este juego electrónico está prohibido. Es un peligroso distractor para el precioso tiempo del gigantesco aparato productivo. Resulta una contradicción que los chinos fabriquen millones de celulares de pantalla táctil, sin embargo, no puedan utilizar esta contagiosa aplicación.

En Piura, la pokémania, ha convertido en espacios visibles los ayer rincones ignorados por la indiferencia citadina. Es de advertir, la Pokémania requiere un celular cuyo costo está por encima del promedio. Lo que convierte a los eventuales y boquiabiertos ludópatas en botín y presa de los ladrones. Quienes vivimos sumergidos en esa prehistoria de la tecnología llamada lectura no entendemos las tremebundas dimensiones del  webeo.  

miércoles, 10 de agosto de 2016

LOS 90 DEL DINOSAURIO

Ernesto "Che Guevara" y Fidel Castro.Fidel cumple este 13
de agosto 90 años.

Por: Miguel Godos Curay

Fidel, cumple este 13 de agosto 90 años. El dinosaurio preserva su lucidez. En su mejor momento fue un retórico vehemente capaz de conmover con su palabra hasta las piedras. La ocasión en la que lo conocí, por los 90, en La Habana. Fiel a su puntualidad llegó minutos antes y sostuvo un diálogo cordial con la delegación peruana en la que estaban Ricardo Letts, Maruja Cabredo, entre otros dirigentes sindicales.

Fidel, el impecable Fidel, de uniforme verde olivo tenía aspecto impresionante. Caminaba a largo tranco y cordialmente estrechó las manos de todos. Sus manos finas y bien cuidadas eran las de un poeta que sólo hurga las páginas de los libros. No eran manos encallecidas por la zafra. Al sentarse, pierna cruzada, sus botas nuevas parecían haber trajinado por alfombras interminables.

Ante el público es un encantador de serpientes y multitudes. El auditorio lo escuchaba  subyugado en arrobador silencio. Mientras las multitudes coreaban a viva voz. ¡Fidel, Fidel nadie como él! Habla con énfasis con los que proclama  sus tesis. Es un orador memorioso, dialéctico, gestual e imprevisible. Fue lo que sucedió cuando la antípoda mexicana de Supeman, el popular Superbarrio irrumpió en la sala ante atronadores aplausos. Los yanquis tienen hombre de acero. Los pobres un defensor de carne y hueso.

Fidel es un mito. Un sueño culminado y culminante  creado por  la CIA. Estoy por pensar, como mi padre,  que este abuelo de barbas plateadas no se extingue porque sus discursos alucinados viven en la conciencia de su pueblo. Enrique de la Osa, el editor de Bohemia, me dice al oído, recorriendo los callejones de Piura. “Fidel, Fidel nadie como él”. 

jueves, 28 de julio de 2016

LA CIMITARRA DE ALA


El Padre Jacques Hamel martirizado popr terroristas islámicos
Por: Miguel Godos Curay

El pasado martes 26 de julio, al promediar las diez de la mañana el padre Jacques Hamel, un anciano sacerdote de 85 años, acababa de decir misa en la parroquia de Saint-Etienne-du-Rouvray, una localidad vecina de Ruán, al noreste del país.  Don Jacques, como le llamaban los feligreses era un “curita jubilado” que pese a sus años había renovado su lealtad a su servicio sacerdotal y reemplazaba en innumerables ocasiones al párroco titular Auste Moanda-Phuati. Él era el párroco auxiliar y ejercía su ministerio con buen humor. “No podíamos imaginar que pudiera pasarnos tal cosa. Nunca recibimos ninguna amenaza”, asegura el párroco titular padre  Moanda-Phuati.Los sacerdotes pueden retirarse ya a los 75 años, pero él prefirió seguir ofreciendo su servicio a las personas porque aún se sentía con fuerzas".

La hermana Danielle, religiosa que consiguió huir de la iglesia refirió que los islamistas tomaron como rehenes a quienes tras haber oído misa se quedaron con Don Jacques. Profirieron amenazas en francés y en árabe gutural. Obligando con violencia a arrodillarse al anciano sacerdote  antes de decapitarlo y grabar su crimen en vídeo. Don Jacques mostró firmeza en todo momento. De pronto el viejo sacerdote con valerosa dignidad empezó a orar anticipándose a lo peor.

El diario Liberation refiere el testimonio de la religiosa:  «Se grabaron en vídeo. Hicieron una especie de sermón en torno al altar en árabe. Fue horroroso», afirma. Ella consiguió huir, y al salir a la calle pudo dar la alerta a los transeúntes. El anciano sacerdote no opuso resistencia cuando los asesinos con filudas armas bancas le cortaron salvajemente  la garganta como un animal. Sus últimas palabras fueron de perdón para sus asesinos mientras repetía sus últimas oraciones en el martirio. Murió como un santo. Tal como los primeros cristianos en el Coliseo Romano.

El padre Jacques Hamel nació en Darnétal, en la región alta de Normandía en 1930. Ordenado sacerdote en 1958 el pasado  2008 conmemoró sus  Bodas de Oro. Cincuenta años de servicio a Dios. Sobrevivió a la II Guerra Mundial  de la que fue testigo siendo adolescente. Su vida estaba dedicada a celebrar misa, orar y atender a los feligreses de su parroquia. Todos recuerdan su buen humor, sus palabras de aliento y  su fidelidad sacerdotal.

Los autores de esta orgía sangrienta  habían registrado su juramento a Alá contra los infieles. Sus feligreses están sumamente acongojados. El testimonio de la hermana Dianelle, es conmovedor y elocuente. Las agresiones van a continuar. Los fieles, recuerdan, que una persona que tanto bien hizo por sus feligreses. No merecían tan brutal agresión. La sura 2-190 dice “Combatid por Dios contra quienes combaten contra vosotros, pero no os excedáis. Dios no ama a los que se exceden”. Lo acontecido fue un exceso  criminal contra un sacerdote incansable. El Corán, el libro sagrado del Islam distingue perfectamente “pueblo de Dios” y “partido de Dios” (hizb Allah) y lo opone al pueblo de Satanás.

Su Santidad el Papa Francisco, frente a este sangriento acontecimiento expresó su profundo "dolor y horror" por el "asesinato bárbaro" de un sacerdote en una iglesia de Francia, declaró este martes Federico Lombardi el portavoz del papa, en un comunicado del Vaticano. "Estamos particularmente afectados por esta violencia horrible ocurrida en una iglesia, un lugar sagrado en el que se anuncia el amor de Dios", dijo el comunicado.

El Papa condena "de la forma más radical toda forma de odio y reza por las personas afectadas", señaló Lombardi, aludiendo a la solidaridad del Vaticano con "la Iglesia en Francia, la Archidiócesis de Rouen, la comunidad afectada y el pueblo francés". Mientras el Vaticano invocaba oración. El Estado Islámico reivindicó la toma de rehenes y el asesinato del párroco en su iglesia.


El Arzobispo de Rouen, Dominique Lebrun, quien se encontraba en Polonia participando en la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, señaló, que la noticia le sorprendió de sobremanera. “Clamo a los hombres de buena voluntad e invito a los no creyentes a unirse a este grito. Con los jóvenes de la Jornada Mundial de Jóvenes, rezamos ante la tumba del padre Popielusko en Varsovia, asesinado durante el régimen comunista”. Dios no soporta la brutal violencia de donde venga, advirtió compungido. Aunque horas más tarde los agresores del sacerdote Malik Petitjean y Adel Kermiche, dos terroristas del Estado Islámico, fueron abatidos por la policía el temor crece en la comunidad católica y creyente. Para los fanáticos del yihad la guerra santa es una obligación que tiene recompensas celestiales. Sin reparar en el uso de procedimientos salvajes y brutales.