viernes, 27 de febrero de 2009

JUAN ALVARADO CHUYES: UN PIURANISTA APASIONADO


Por: Miguel Godos Curay

Los periodistas estamos acostumbrados a vivir la inmediatez de la noticia. Tenemos una facilidad asombrosa para describir el mundo que nos rodea, pero nos olvidamos con frecuencia de lo que llevamos dentro. Cuando descubrimos este mundo interior nos maravillamos de nuestra trayectoria humana. Esta experiencia la he sentido personalmente al asomarme a la vida de don Juan José Alvarado Chuyes. Al leerlo he sentido esa emoción interior que provocan las representaciones de lo posible pero también las ensoñaciones y la imponente realidad piurana. Realidades que el periodismo detiene con la misma facilidad con que la pluma atrapa los recuerdos. Testimonio humanos que confieren credibilidad y respeto a lo que se escribe y permanece.

Este homenaje celebra la vida de un hombre que reparte enseñanzas a través de lo que escribe. Un hombre que viene del pueblo y está atado a él y tiene esa profunda capacidad de construir visiones de grandeza y de futuro. Voy a enumerar, en este recuento fugaz, esos gestos de calidad humana e intelectual que lo adornan como periodista, como piurano. Como ciudadano y como padre.

La producción periodística de Alvarado Chuyes es inseparable de Piura: de su paisaje poblado de algarrobos, de sus creencias y profundas convicciones religiosas, de su sociología y de sus luchas por hacer realidad históricos proyectos como las irrigaciones de San Lorenzo y Poechos. Proyectos como Bayóvar que tuvieron una histórica espera tal como sucede hoy con el Alto Piura. Este deseo expresa también la propia agonía existencial de los piuranos.

Es la historia que habla. Las costumbres y el carácter nos acercan a una piuranidad fracturada que se escurre como agua entre los dedos. Nuestro homenajeado no es un periodista de torre de marfil sino un sobreviviente de ese desaparecido periodismo de trinchera surgido de la pasión y de la bohemia que poblaba las redacciones. Es dueño de una prosa rica, entusiasta y enérgica. Prosa que comunica con erudición y con alegría, entretejiendo reflexiones y dando tesitura personal y buen humor a sus palabras. Don Juan sabe que para el periodista es esencial la palabra. La palabra nos enseña la medida de todas las cosas en la vida. Las frases, por eso, adquieren el esplendor del contacto humano y poseen el mágico poder de permanecer en el tiempo.

Don Juan José Alvarado Chuyes nació el jueves 20 de marzo de 1930 en Piura. Según el almanaque Bristol, don Juan, nació en la festividad de las santas Eufemia y Teodosia y San Nicolás. Pido licencia a don Juan para recorrer las páginas del Almanaque Bristol de 1930. El ejemplar que con mucha gentileza me proporcionó don Carlos Ginocchio es una primicia de curiosidades.

Los auspiciosos anuncios publicitarios recomiendan la Zarzaparrilla de Bristol “un remedio de confianza y además un tónico que los médicos han venido recomendando por cerca ya de un siglo”. También se ofrece el “Tónico Oriental” “No más caspa, no mas caída de pelo; y aunque vivas cien años no te saldrá ni una cana, así no tienes ahora nada “porque llorar” con el Tónico Oriental “. No faltan los “Emplastos Porosos Superiores”. “Estos emplastos son un gran consuelo para todo el que sufra de debilidad del espinazo, dolores de espalda y del costado.”

Otro aviso en tono sentencioso dice: ¡Madres! Observad vuestros hijos. Si el nene no quiere jugar es que está enfermo. ¿Tendrá lombrices?. Tened presente estos síntomas; si está pálido y empieza a enflaquecer; si su vientre se hincha y se pone duro; si siente dolores en el estómago y la región del ombligo; si es caprichoso en el comer pidiendo con avidez los dulces…….dadle enseguida el Vermífugo de Kemp…

Estos productos adquirían nuestras abuelas en las boticas del barrio y se resumían en una frase: “Una onza de prevención vale más que una libra de cura”. También se oferta la Kerolina, “La más pura jalea de petróleo”; El Aceite Eléctrico del Dr. Chas para el alivio de dolores de todas clases; el Aceite Puro de Hígado de Bacalao marca Lanman para la debilidad; la Gran Carbolina, Desinfectante, Insecticida y Sarnífugo para el ganado y otros animales domésticos. La inimitable Agua Florida de Murray & Lanman, el pectoral de Ancahuita, bálsamo agradable para combatir la tos. Las Píldoras de Bristol contra el mal humor: Un laxante de origen vegetal absolutamente inofensivo y finalmente la Hamamelis de Virginia, extracto para dolores reumáticos, inflamaciones, torceduras y contusiones. Estos eran los productos que consumían los piuranos el año 30.

El año 30 fue un año convulso pero de gran recordación para los mangaches. El 22 de agosto de 1930 año se sublevó nuestro paisano Luis Miguel Sánchez Cerro en Arequipa. En Piura, se fundó el partido Socialista, que inició una serie de reclamos colectivos a través de “comités socialistas” entre los colonos y yanaconas. En Simmirís, en Santo Domingo de Morropón se fundó la primera cooperativa socialista del Perú.

Sánchez Cerro fue asesinado el 30 de abril de 1933 al salir del hipódromo de Santa Beatriz después de haber pasado revista a las tropas movilizables durante el conflicto con Colombia. El 25 de septiembre de 1932 la Guardia Civil dio muerte a Froilán Alama. En 1934 Carlos Chávez Sánchez, Augusto Moscol y José del Carmen Ramos fundan “Ecos y Noticias”. El único diario colorido del Perú pues escaseando el papel se imprimía en papel de cometa.

Imaginemos a los churres piuranos recorriendo los arenales calenturientos persiguiendo lagartijas. Disfrutando del sentir en sus oídos colocados sobre los rieles la proximidad del tren de Paita en la vieja estación. Inmemoriales tiempos de arenales hipnóticos de puestas de sol, de match de fútbol. Juan Alvarado, de pantalones cortos, realizó sus estudios primarios en el Centro Escolar Nº 26 de Piura, la secundaria en el Colegio San Miguel. Concluida la secundaria viajó a Lima y realizó estudios de Ingeniería Química en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos pero no llegó a titularse. Se desempeñó como profesor en el Instituto Nacional de Educación Industrial Nº 10 como profesor de matemáticas. Juan Alvarado demostró no sólo un afecto por las letras también le dio a los números. Los alumnos del Instituto de Educación Física también lo recuerdan. Durante el gobierno de Velasco fue jefe de la Oficina Central de Informaciones (OCI).

Periodísticamente, Alvarado Chuyes, es sabroso como un seco de cabrito con ají pues provoca y zarandea la conciencia amodorrada de los piuranos. Con tono aleccionador y sentencioso despierta el amor propio y nos salva del infortunio de la estulticia. El artículo periodístico con vuelo literario es un género esencial en el siglo XIX, tiempo en el que la prensa tuvo una gran difusión. De ahí se extendió todo el siglo XX en el que el periodismo se vivía con pasión en las redacciones.

Alvarado Chuyes, mantiene en las páginas de Correo una visible preocupación por el futuro de Piura y sus visionarios proyectos. Sus artículos editoriales son siempre de propuesta y de reclamo, sin desentenderse, de los temas históricos y culturales. Tiene una concepción humanística de la realidad regional. En sus artículos hace vivas remembranzas de aquellos tiempos en los que el progreso era un espejismo lejano en Piura. En aquel entonces las comunicaciones con Lima servían para satisfacer las demandas enormes de la comunidad. Tiempos de desvelos cívicos y batallas políticas.

Políticamente es social cristiano y milita en la Democracia Cristiana al lado de Cornejo Chávez. En la política también demuestra el señorío natural de la inteligencia y la amistad. Tiempos en los que se escuchaban en las calles de la ciudad los pregones cantarines del lechero, aguatero y el panadero que recorrían la ciudad en piajenito. Piura era una compleja trabazón étnica de blancos, mestizos, y negros venidos de Morropón. Las calles estaban recubiertas de ladrillo requemado y soportaban mejor que hoy el trajín cotidiano.

Correo bajo la conducción de Carlos Manrique León prestó valiosos servicios en la difusión de los grandes cambios socioeconómicos ocurridos entre 1969-75 anota Juan Vicente Requejo. Durante este período asume la línea editorial y subdirección de Correo. Aquí libró campañas a favor de los grandes proyectos que clamaba Piura. También lo encontramos en las páginas de El Tiempo siempre con estilo fresco y tonificante. Para Alvarado Chuyes es esencial la independencia. La convicción de conciencia para llamar a las cosas por su nombre. Otro filón de sus artículos aparecen en la Revista Epoca de Carmencita Argüelles, en donde sus notas muy leídas comparten páginas con Miguel Antonio Varillas, Antonio Rumiche Ayala, José Estrada Morales.

La universidad no está ausente en la vida de Alvarado Chuyes. La universidad como fruto plural de generosos esfuerzos, anhelos y abnegaciones. El es parte de su memorable tradición, de su historia y de sus episodios inolvidables pues es autor del escudo de nuestra gloriosa Universidad Nacional de Piura. Yo puedo testimoniarle que cuando Mario Vargas Llosa visitó la Universidad Nacional de Piura, aún viejos escandalotes menudeaban en las páginas de los diarios. El entonces rector don Edwin Vegas Gallo, explicaba justificando que se trataban de los acontecimientos ordinarios que afectan a la universidad pública a lo que Vargas Llosa, respondió: “Duc in altum”, “Duc in altum” señor rector. “Duc in altum” que significa: “Conduce hacia lo alto”. Repitiendo aquella frase, de inspiración bíblica, que Juan Alvarado Chuyes escogió como lema de nuestra Alma Mater. Don Juan Alvarado fue relacionador público de la UNP de la que es creador del escudo. También se desempeñó como profesor del Centro de Capacitación Obrera de la Universidad Nacional de Piura en donde ya es parte de la historia. A él le es natural la enseñanza y la pluma.

Es autor de “Gargolinas”, colección de artículos publicados en El Tiempo. Es también autor de la “Reseña Histórica de Piura” que forma parte del Festival del Libro Sanmiguelino en este extremo es un buen discípulo del maestro Jorge Moscol Urbina. De JEMU aprendió esa gracia piurana de decir las cosas. Esa vivacidad inteligente de los sechuranos. En este tópico es ameno cualidad que lo hace dueño de una conversación inagotable y jocosa, inteligente y nutritiva. Lo popular tiene siempre sonoras resonancias en su escritura

“Piura y el Perú: Esperanza y Desarrollo” es el nombre del Ensayo Periodístico que ocupó el Primer Puesto en los I Juegos Florales de la Universidad de Piura. El mismo se convirtió en un librito de 73 páginas, editado dos veces por Corpiura, siendo Presidente don Frank Mc Lauchlan García y Vice-Presidente don Rafael Vega García. Según Mauricio Barbis Gracey, Gerente de Corpiura. El librito llenó un enorme vacío en el campo de la investigación de la realidad departamental. Pues presentaba de un modo didáctico y sencillo las potencialidades de Piura.

Mas adelante anota lo siguiente: “Por lo demás, es obviamente innecesario hablar, entre nosotros, del estilo o de la experiencia que el autor pone de manifiesto en publicaciones de esta naturaleza. Su fructífera labor en diarios y revistas de aquí y de fuera constituyen su mejor carta de presentación. Fundamentalmente, porque tienen el respaldo de la objetividad que se impregna en el conocimiento de los hechos cuando este se adquiere en el mismo lugar en que los hechos se producen. Y porque, además de haber recorrido todo nuestro departamento, el autor de este pequeño libro ha fortalecido su juicio crítico sobre nuestra realidad con la perspectiva de quien como él ha visitado otros países de distinto o parecido nivel de desarrollo que el nuestro” . Esta fogosidad regionalista es una de sus notas distintivas.

Alvarado Chuyes sostiene con nuestro paisano el General Velasco Alvarado que “El piurano es trabajador” pero añade “es un magnifico trabajador cuando está bien pagado” . En otro tramo del ensayo sostiene que los niños son primero en todo y que los “caminos para el progreso” son una urgente necesidad. El libro vislumbra la derivación de los excedentes del Chira al Piura. Al igual que el eje industrial Talara-Piura-Sullana –Bayóvar. La hoy floreciente actividad acuícola de Parachique y La Tortuga. Piura es una despensa agropecuaria y una unidad geoeconómica, advierte.

Una de las palancas del desarrollo es el cooperativismo. Refiriéndose a la riqueza minera de Piura, señala que nuestro potencial minero son las reservas de hidrocarburos y un desierto de fósforo cuya explotación es hoy ya realidad. A ello se suman el hierro de Tambogrande y metales preciosos en Ayabaca. Para que ustedes tengan una idea de la riqueza el año pasado se explotaron en Suyo y Las lomas dos toneladas y medio de oro. Oro suficiente como para pagar nuevamente el rescate de Atahualpa.

Otro aspecto fundamental es el factor humano en el año 1961. Piura registraba 668 mil 941 mil habitantes. Hoy tiene un millón 600 mil habitantes. La población y la densidad poblacional se han duplicado. En 1961 la densidad era de 25 pobladores por kilómetro, hoy registramos 50 por kilómetro cuadrado. Con clara visión prospectiva Alvarado Chuyes recomendaba que se destinen más recursos del estado para suministrar, agua desagüe y electricidad a los nuevos habitantes. De haberlo escuchado los responsables de las decisiones políticas hoy no estaríamos padeciendo.

Entre las nuevas oportunidades industriales identifica las siguientes: Un complejo textil de fibra de algodón que sigue siendo tarea pendiente. Una planta de fertilizantes en Bayóvar, plantas de procesamiento de pescado en Paita y Sechura, plantas procesamiento agroindustrial de frutas y legumbres, aceites vegetales, producción de algarrobina y derivados; astilleros para embarcaciones, fundido y forjado de herramientas agrícolas, natillas, almidón de yuca y derivados. Para su tranquilidad don Juan los chifles de yuca serán parte de la oferta exportadora de Cepi Café bajo la modalidad de comercio justo este año.

Uno de sus celebrados libros es “Temas Piuranísimos”, (Lugares) volumen I. Dedicado a todo Piura con amor. El libro reúne cincuenta artículos que hablan sobre san Miguel de Piura, el desaparecido malecón Eguiguren, el puente viejo, el monumento a Pizarro, la Plaza de Armas, la Pola, nuestras iglesias, la Casa Museo Grau, las plazas Bolognesi, Meléndez y Merino. La Cruz del norte, el cementerio San Teodoro. Instituciones memorables como la Confederación Obrera y el Centro Piurano. No escapan a su memoria el Camal de de Piura, la torrecita de Paita, el Bar Roma, el Colegio Lourdes el estadio viejo, los viejos barrios de Piura y Castilla entre otros temas que evocan una Piura que se fue.

Escribe Alvarado Chuyes en “Así es mi tierra” lo siguiente: “Es necesario que los piuranos conozcamos a Piura. Para quererla más. Y para defenderla de tirios y troyanos. Empecemos, pues por constatar que Piura reúne toda una tupida constelación de personajes que desbordan, sin duda alguna, los de esa trilogía ridícula de “un burro, un algarrobo y un seminario” . Esa es la verdad. Lo demás, son rosquitas y mazapanes. “

Temas Piuranísimos, segundo tomo, reúne cincuenta artículos en los que exultante se recrea la piuranidad. Son artículos sobre la geografía y la historia. Hay noticias sobre el Banco de Piura aparecido en 1872, el año de inicio de la construcción del ferrocarril. Como señala su autor “Este libro –si puede llamarse así- no pretende de ninguna manera, ser la versión históricamente exacta, ni mucho menos erudita, de lo que ha sido, es o podría ser Piura, esta retazo de la patria en que yo he nacido ”

Juan Alvarado Chuyes, encuentra una vieja conexión entre el castellano de Piura y el de México en su artículo El m ero dejo: "Esa entonación cantarina que nos identifica al hablar, anota Alvarado, nos vino a los piuranos desde el mero México. Y así es como tenemos un dejo peculiar en el país. El mismo que, lejos de la patria, hace que se nos confunda con los propios mexicanos."

Otros temas refieren la historia y leyenda de los sombreros Catacaos que dieron la vuelta al mundo y fueron lucidos por Eduardo VII de Inglaterra. No faltan en el libro, sabrosas crónicas sobre el seco chabelo, los chifles y el pavo. También se aborda la riqueza de Bayóvar en donde hoy se invierten alrededor de 480 millones de dólares. Los personajes cotidianos de la ciudad los piajenos, las cabras y los arrieros. Tradiciones y leyendas de la tierra piurana como la que habla del tondero y el calor.

Por eso los dos volúmenes de Temas Piuranísimos deben ser lectura obligatoria en los colegios y en la propia universidad en donde se ignoran los sustentos de la piuranidad. Su lectura será siempre tonificante y mucho mas exquisita que los textos desencajados de la realidad que se endilgan al plan lector. Como señalaba Jorge Eslava. Los niños no se sienten atraídos por textos distantes de su realidad. Otra es la experiencia cuando los ojos curiosos de nuestros pequeños se asoman a la historia, a la tradición y a la leyenda. Es mucho más delicioso un seco de cabrito con tamales que una hamburguesa. Una limonada piurana que una botella de Red Bull. Es mucho más intenso descubrir lo nuestro y apropiárnoslo, que en nuestra orfandad de identidad, buscar modelos impropios. Yo los invito a leerlo será una tarea apasionante. Para la Municipalidad de Piura reeditarlo será con sinceridad un homenaje para este señor y hombre de Piura.

He dejado para el final como decía Alfonso Reyes los sentimientos que se arremolinan en el alma. Don Juan Alvarado y Doña Adelina Tabacchi son las piedras angulares de una familia admirable de once hijos: Mario, Jorge, Luis, Irene, Rosina, Diana, Alaín, Iván, Sonia, Juan y Gerardo. Recuerdo a Juan, partido prematuramente pero a quien tuve la oportunidad de admirar en la Universidad de Piura, como un buen estudiante y profesional. Todos son frutos amorosos y semilla fecunda de quien lleva a Piura en el pensamiento y en el corazón. Quienes creemos en la fuerza tradicional de la alegría, quienes creemos en el poder de la palabra que alienta y empuja el provenir. Quienes creemos en las fuerzas ancestrales de la tierra, el imperio de la inteligencia y la pasión por lo propio expresamos nuestra profundidad gratitud al periodista y al maestro.

Ilustración: Baltazar Jaime Martínez de Compañon, extración de brea de Amotape

No hay comentarios: